CUIDADOS BEGONIA MACULATA

CUIDADOS BEGONIA MACULATA

Ayyy la Begonia Maculata, cuantos quebraderos de cabeza nos da y es que es una planta muy especial. Todo lo que tiene de bonita lo tiene de delicada pero si que es verdad que, cuando empezamos a entenderla es una gozada verla crecer y en toda su plenitud.

Comencemos por su origen, eso nos ayudará a comprender sus cuidados. La Begonia Maculata es originaria de México. También conocida como Ala de Ángel por la forma de sus hojas. Necesita un clima cálido pero sin exceso.

LUZ:

Esta planta necesita una estancia luminosa pero sin llegar a recibir sol directo ya que quemaría sus hojas. Puedes ubicarla en el interior cerca de una ventana o en exterior pero en sombra total, nada de sol.

RIEGO:

Como en casi todas las plantas, este es un punto importante. La Begonia Maculata es propensa a pudrirse si se riega demasiado. En este caso, yo siempre aconsejo mejor pasarse de poco riego. No pasa nada por esto, ella misma te avisará cuando necesite agua mustiándose. Igualmente, antes de regar, comprobaremos que el sustrato esté completamente seco. ¿Cómo? El sencillo truco de la abuela, cogeremos un palito de madera (puede servir los que usamos para los pinchitos) e introduciremos el palito en un lado de la maceta sin dañar las raíces, si el palito sale seco, es decir, sin tierra pegada, quiere decir que necesita el riego, si la tierra sale pegada al palito, quiere decir que está húmeda por lo tanto aún no sería necesario regar.

HUMEDAD:

A la Begonia Maculata le encanta la humedad, así que aquí van un par de consejos para este punto.

Coloca a tu Begonia Maculata junto a otras plantas para que entre ellas se aporten humedad de ambiente. Normalmente a las plantas tropicales les gusta o más bien, necesitan el pulverizado en sus hojas, pero en este caso con la Begonia Maculata no, no les viene bien mojar sus hojas.

Para poder aportarle esta humedad que tanto les gusta, puedes añadirle un plato a la base de la maceta con guijarros y un poco de agua (pero sin llegar a tocar la base de la maceta) o esferas de cerámica húmedas. Esto ayudará a que su ambiente sea húmedo pero sin llegarle a encharcar las raíces.

TEMPERATURA:

Punto clave! La temperatura ideal para la Begonia Maculata ronda entre los 18º y 20º. Temperaturas inferiores a los 10º le afectará negativamente, igualmente calor en exceso.

Por aquí te dejo la ficha de cuidados resumida de esta variedad tan bonita y peculiar.

Espero que te haya servido de ayuda estos tipos de cuidados para esta plantita tan especial 🙂

Nos leemos pronto!

Besos y flores…

Deja una respuesta