CALADIUM EN INVIERNO

CALADIUM EN INVIERNO

Si estás aquí es porque te habrás enamorado de los famosos Caladium en primavera / verano y habrás notado que al entrar esta nueva estación (menos luz y temperaturas más bajas) tu Caladium ha empezado a flojear, agachando sus hojas, con un aspecto un poco preocupante…

Para comprender que le sucede al Caladium vamos a comenzar viendo un poco su origen.

El Caladium se encuentra naturalmente en Suramérica. Su clima ideal son temperaturas suaves que rondan los 20º y humedad elevada y constante. Cosa que aquí en España no tenemos. Una vez que comienzan a bajar las temperaturas, los Caladium comienzan un estado de latencia o hibernación reservando energía para la próxima primavera. No te preocupes por esto porque es algo normal. Al no estar en su hábitat natural, los Caladium y todas las plantas de bulbo actúan de esta manera.

¿Cómo preparar mi Caladium para el invierno?

Si tienes experiencia con los bulbos, estas indicaciones te resultarán familiares.

Cuando notes que tu Caladium comienza a marchitarse es el indicador para comenzar con todo este proceso. Los riegos tendrán que ser más moderados hasta que la planta se marchite.

Cuando esto suceda, corta los tallos del Caladium ya secos y saca los bulbos con cuidado de no dañarlos. Límpialos bien con agua, quitando todo el sustrato pegado y déjalos secar bien. Observa que estén en buen estado antes de guardarlos. Puedes dejarlos en una cajita de cartón con arena o serrín o envolverlos en papel de periódico. Ubícalos en una zona oscura y fresca y resérvalos hasta la primavera siguiente. Durante todo este tiempo, revísalos para comprobar que estén en buenas condiciones antes de volverlos a plantar.

Una vez que llegue la primavera o las temperaturas comiencen a subir, es hora de sacar los bulbos revisarlos bien y volverlos a plantar en el sustrato adecuado para que comiencen a brotar de nuevo.

Al no ser una planta autóctona es lo que nos ha tocado… Ser pacientes 🙂

Nos leemos pronto.

Besos y flores.

Deja una respuesta